sábado, 7 de julio de 2012

El valor del agua




El agua, liquido preciado en muchas comunidades lejanas de ella, su precio superaría el valor de cualquier moneda

Pero, muchos seres humanos (principalmente los citadinos) que no apreciamos su valor, porque somos afortunados en vivir dentro de una comunidad con abastecimiento constante de suministro agua. Esto implica que nos sentimos agredidos si somos señalados por nuestro vecino (o persona desconocida) por dar mal uso o tirar este recurso a la calle y sustentamos nuestro proceder por el simple hecho de que la pagamos.

Crucificamos a quien nos señalan, intoleramos cualquier comentario a nuestra conducta, pero somos los primeros que enjuiciamos. Pero tenemos que reflexionar que no es el costo lo que se pone en la mesa de juicio sino el derroche innecesario de este vital liquido, por lo que al ser señalados deberíamos de agradecer a quien nos da el señalamiento para poder sentarnos a considerar nuestro proceder en vez de generar un caos y empatía con aquel que nos agredió verbalmente cuando posiblemente nuestra mente estaba nublada por otros pensamientos.




Para los ignorantes como yo

El agua es un benefactor de electricidad y de vida. Las precipitaciones llenan las presas que cuentan con turbinas que el agua mueve y logran generar electricidad para mover los equipos eléctricos que nos ayuda en nuestra vida diaria. Además, esa agua, es dadora de vida en su cauce, nos brinda alegría al tocarla, los arroyos, pozos, lagunas, riachuelos, dan plenitud y belleza a su entorno.

Pero nosotros mismos la estamos contaminando directa o indirectamente, al grado de ser cada día más difícil encontrar pureza para beberla. La sequia es su enemiga, lo que implica mayor recurso económico para hacerla llegar a nuestros hogares, por ende. En estas fechas, el hacerla potable cuesta 100 veces más, y se nos refleja en su costo, como ejemplo, las bebidas embasadas de este líquido cuesta al igual que cualquier otra bebida. En sí, producir agua purificada es hoy DIFICIL.


Despilfarro

Muchos hogares lavan sus carros con manguera, nos bañamos sin cuidado, regamos las plantas en horas no apropiadas, no tenemos preocupación su hay alguna fuga en nuestra casa, o, no nos preocupa hacer una simple llamada si corre el agua en nuestra calle, en fin. Tenemos que hacer conciencia que aun los citadinos no estamos libres de estar expuestos a la escases, al igual que las zonas rurales, donde, los adultos se pasan 6 horas del día acarreando este vital liquido y expuestos a infecciones por su contaminación.


Finalmente

Debemos valorar el tener un grifo mágico que vierte en tu hogar tan vital liquido, que aunque pagas por ella debemos ser precavidos en su uso y cuidado.


Alguna opinión sobre este tema envialo por los medios siguientes
Email: cproambiente@gmail.com